EL TERREGAL DE RAY

RAY VAZQUEZ

¿Qué hace tan especial un canal de youtube con casi veinte mil suscriptores y con videos con más de 220,000 visitas? Aquí las razones en voz de Ray Vázquez su creador que comparte con el mundo su experiencia, conocimiento y optimismo sobre cultivo de plantas y hortalizas, lombricultura, huerta urbana, plagas, enfermedades, composta y muchos temas más.

-NEB: En la actualidad, las personas encuentran en youtube muchas cosas para aprender. El Terregal de Ray es un canal en donde es posible aprender de la mejor manera: experimentando. ¿En qué momento se te ocurrió comenzar los videos donde compartes tus experiencias y conocimiento sobre plantas, lombricultura, huerta urbana, plagas, enfermedades y composta?

Ray: Es una historia muy curiosa y un tanto casual. Mi esposa y yo siempre habíamos estado preocupados por la cantidad de basura que generábamos en casa, no nos gustaba la cantidad de desechos que tirábamos al cesto. Pero realmente todo comenzó porque dirigíamos una Asociación civil sin fines de lucro que ayudaba a perro y gatos callejeros, la cual obtenía parte de sus recursos por medio de la recolección y venta de materiales inorgánicos. Cierto día nos cuestionamos por qué no reciclábamos también la orgánica, al menos la que producíamos nosotros y nuestros familiares, simple y sencillamente al día siguiente decidimos que lo haríamos.

En el 2015 nos construimos una compostera [Foto No. 1] y a los 2 días ya estábamos compostando alimentos. Sin saber cómo hacerlo, YouTube me dio las bases para poder comenzar con ella y así seguí algunos pasos indicados sin saber que pasaría. Así nació esa idea. Pero lo del canal del Terregal de Ray realmente es una casualidad.

Mi trabajo en la Asociación Civil me llevó realizar una página web, en la cual se incluiría todo lo relacionado a la ayuda. Dentro de la página se pretendía insertar videos relacionados con la protección a los animales, pero la página creada solicitaba que los videos estuvieran en una plataforma para poder insertarlos en la misma, así que tuve que abrir una cuenta en YouTube para investigar como subir o hacer videos que pudieran estar en esa plataforma y así jalarlos a la página web.

Para ese momento la lombricultura llamaba mi atención, vi que era otra manera de compostar pero más rápido y con más calidad y nuevamente YouTube fue quien me dio las bases para construirme mi primera lombricompostera aún sin saber mucho del tema. Así que para poder practicar cómo grabar, editar, subir videos y jalarlos a la página web de la Asociación, grabé un video de cómo hacer una lombricompstera  [Foto No. 2]   y este fue el video para poder comprobar que funcionara todo correctamente, para así poder comenzar a realizar los videos de la Asociación. Todo resultó bien, por lo que comencé los videos de la Asociación.

En total se realizaron 5 videos en un tiempo de 1.5 meses sin otra intención que tener esa plataforma para poder insertar videos en la web. Pero inesperadamente comenzaron a preguntarme cosas de la lombricompostera, a tener visualizaciones y suscriptores, cosa que se me hizo muy extraña, pero con gusto los respondía y parecía que no pasaría de ahí.

Un día casualmente germinaron frijoles o habichuelas en la compostera y a modo didáctico le dije a mi hijo (de casi 2 años) que los plantaríamos y cuidaríamos, sin más intención que la que se tiene en cualquier escuela.

Unos días adelante, unas papas compradas en el súper, comenzaron a germinar en nuestra mesa y decidí sembrarlas en un huacal o caja de frutas de madera, solo por no dejar que se fueran a la composta. Y sin darme cuenta al mes ya había sembrado zanahorias, pepinos, calabaza, cilantro y no supe como sucedió.

Poco a poco comenzó a despertarse dentro de mi esta necesidad de cultivar nuestros alimentos, de hacer este trabajo de reciclar, de utilizar el agua de lluvia, de guardar y reutilizar todo material que tocaban nuestras manos, supe de lo dañinos que son los transgénicos y agroquímicos, de lo mal que se utiliza la tierra, los beneficios de la comida orgánica y todo el daño que se le hace al planeta con el sistema de agricultura tradicional. Así surgió la idea de grabar lo que estaba haciendo para simplemente compartirlo con la gente, así que el segundo video fue “Sustratos básicos para sembrar vegetales” [Foto No. 3] y entonces el clic estaba hecho, no he parado de grabar, editar y publicar videos desde el 05 de Junio del 2015.

-NEB: Un tema que nos gusta resaltar en la revista NEB es el uso de las tecnologías. En el caso del Terregal de Ray la tecnología se manifiesta en herramientas de grabación edición y difusión de los videos; y motivo por el cual derribas fronteras físicas.  ¿Qué tan lejos han llegado tus videos de acuerdo a los comentarios de tu público?

Ray: Bueno, no hay gran tecnología en el terregal, las redes sociales maximizan y re direccionan la información que se pone a disposición del público en general.  Tampoco puedo presumir de mucho con el equipo que uso, ya que es un celular viejo y un pedestal improvisado de tubo para cortinas, pero lo que sí es de resaltarse es que los editores de videos o programas y las plataformas en la red facilitan, estructuran y proyectan a una escala maravillosa toda la información procesada y la hacen llegar con facilidad a mucha gente y eso es algo que antes no podía ni imaginarse.

Tomando en cuenta que estamos en la era digital, no podría esperarse menos, pero eso no quita que siga siendo algo realmente genial, que el hombre fue capaz de vislumbrar y hacer una realidad. Debo de confesar que mi editor es el más sencillo que existe y lo sigo usando hasta la fecha (Windows Movie Maker).

Los videos que presento han llegado a la gente que tenían que llegar, no sé si es mucho o poco, ni pretendo que sea un canal que todo mundo conozca, 

sigo con la filosofía con la que comencé hace 2 años, “que mis videos puedan ayudar en algo a la gente” y solo eso por el momento. Si hablamos fríamente con los números, debo decir que es un canal pequeño, con poca audiencia, pero a mí me ha sorprendido la respuesta de la gente y tengo tanto que hacer en el canal que se ha convertido en mi segunda más importante actividad de mi vida diaria.
  La mayoría de los comentarios son positivos y motivadores, todas las palabras que me han regalado por ese medio son invaluables sinceramente y ya han pagado y con creces todo lo que he hecho.

-NEB: En el Terregal de Ray es posible viajar en el tiempo para anticiparse, prever y constatar que hemos hecho las cosas bien. Este detalle es uno de tantos que te diferencia a ti de muchos otros clips o canales que se encuentran en internet. ¿Cómo es el desafío técnico de mostrar en un solo video la evolución de los pasos y la obtención de los resultados a lo largo de periodos de tiempo de hasta incluso meses?

-Ray: Algo importante en mi canal y que lo digo abiertamente, es que no es un canal donde diga cómo se deben hacer las cosas, sino, comparto cómo las hago y los resultados que obtengo y si algo le sirve a la gente, maravilloso. A diferencia de otros canales, yo no hago las cosas porque las voy a mostrar, hago las cosas porque las necesito hacer para mi huerto, lombrices, mi familia y aprovecho para compartirlas. YouTube ha sido realmente la historia de mis actividades en este rubro.

Creo que los videos de proceso completo surgen por lo mismo, además porque cuando buscaba información, encontraba en pedacitos la misma, un poco aquí, un poco allá, pero casi todos con las cosas elementales, cómo sembrarlas, cómo hacer almácigos, algunos datos sobre ellas, pero no el proceso completo y el mostrar los resultados. Cómo saber que la información que consultaba era adecuada si no veía los resultados, entonces eso decidí hacer a pesar de lo pesado que es. También estos videos satisfarían las necesidades de más gente, ya que muchos buscan cómo sembrar, otros cómo trasplantar, unos cuantos más les encanta ver los frutos y algunos otros los cuidados intermedios. A pesar de lo pesado que es para la gente ver el video completo, me siento más satisfecho que haciendo pedazos de ellos. Como dato curioso, tengo videos de hasta 1 año 3 meses de seguimiento.

-NEB: Cultivar tus propios alimentos se ostenta como la acción más notable de resistencia y auto gestión; volviéndose una herramienta de adaptación al cambio climático y seguridad alimentaria. Pero no siempre creemos que es posible lograrlo, ya sea por espacio, por conocimiento o habilidad. Tus videos demuestran que es posible lograrlo en espacios incluso reducidos y utilizando materiales económicos y al alcance de la mano. ¿Qué puedes decir sobre esto y cómo ha sido tu experiencia al ser parte de los que creen que es posible y que comparten el conocimiento para lograrlo?

Ray: Ser esclavos del sistema es la segunda peor esclavitud después de la que provoca nuestras creencias y pensamientos. Hemos dejado que el sistema decida por nosotros, que nos dicte o nos haga creer qué es lo que necesitamos, las actividades diarias altamente absorbentes, las necesidades creadas, las prioridades torcidas, miedos, ambiciones económicas de unos pocos, el control que tiene la industria agro-químico-alimentaria sobre las personas y un poco de ignorancia de cómo sucede todo esto, nos ha llevado a creer que no vale la pena y no necesitamos hacer esto, que es mejor revisar el celular que pensar en compostar, seguir la corriente y tratar de sobrevivir pase lo que pase.

Pretextos siempre habrá para el que piensa que no necesita hacer esto, porque da una moneda y obtiene comida o porque paga para que se lleven sus desechos. Es preocupante la manera como se producen y tratan los alimentos y a pesar que las autoridades saben de esto, cabe más el dinero y la velocidad de producción agro tóxica, que la seguridad y salud de las personas, pero qué importa, los gobiernos para eso tienen programas médico–sociales ¿no?. Te multan por no ponerte un cinturón de seguridad en tu carro, pero permiten que consumas vegetales llenos de veneno.

Todo lo anterior motiva mi esfuerzo por producir mis alimentos, procesar mis desechos y compartir la información para quien la quiera aprovechar. No es la panacea, ni he descubierto el hilo negro en el tema, solo soy un transmisor de la información que he adquirido de otras personas, no me puedo dar el crédito, y también de la experiencia propia. Aunque eso tampoco quiera decir que es lo mejor ni la que todo mundo debe seguir, es una opción más dentro de un océano de información para quien sea compatible con ella.

-NEB: El Terregal de Ray es positivo, optimista, cordial. Definitivamente invita poner manos a la obra. En la portada del canal se leen palabras como: fuerza, energía positiva, paz, sabiduría, amor, y otra vez paz, mucha paz. ¿Qué relación existe entre esos conceptos y estar en contacto con la tierra y trabajarla?

Ray: Bueno, finalmente es un sistema de creencias como muchos hay, alguna vez un maestro budista me dijo que “todos pensamos que nuestra mierda es un pastel de chocolate” y lo que diré a continuación no lleva un componente de aferramiento, ni de soberbia.  Dejando a un lado las creencias religiosas que no son menos importantes, todos somos lo mismo y provenimos de lo mismo, nos ha formado la misma energía cósmica, tenemos componentes biológicos y no biológicos que nos relacionan, dependemos los unos de los otros; una piedra es tan indispensable como lo es una partícula de oxígeno, pero nos creemos separados, únicos, especiales.

Pensamos que un insecto no es nada a comparación de un humano, pensamos que la tierra es una entidad inorgánica que no tiene vida, que no siente, que está inerte ahí, esperando a ver qué decide el humano hacer con ella. Y es obvio que no pienso así, soy de los que piensa que hay un mundo paralelo además de aquel en el que el común denominador de la gente nos encontramos, en ambos nuestra percepción y nuestro sistema de creencias no son para nada iguales.

En ese entendido pienso que nosotros somos la expresión material y espiritual de lo que vemos, comemos, escuchamos, olemos, sentimos, deseamos y pensamos a comparación de cuando creemos que existimos tan solo porque vemos, comemos, escuchamos, etc. El primer caso es incluyente, el segundo es individualista. Todos estamos conectados por medio de esa energía cósmica que nos hace uno, sentirnos unidos y pensar que lo que está fuera de nosotros también es parte de nosotros es una práctica hermosa. En este mismo tenor, fomentar la paz entre todos los seres, la energía positiva, amor a la tierra, las plantas, los procesos, los organismos, las personas y muchas más cosas que a mi parecer tienen una fuerza y energía tan espectacular y positiva, es fundamental como una parte del cometido al que venimos a este mundo.

Si yo consumo vegetales y todo a su alrededor es tratado con amor, respeto, cariño, paciencia, energía positiva, saludablemente etc., eso es lo que yo seré cuando consuma esos alimentos. Es lo mismo con los demás seres y las personas, cuando yo esté digiriendo esas relaciones construidas con esas características, de eso me estaré nutriendo y me permitirá contagiar a la gente que se deje [risas].

-NEB: Nuestra revista tiene como lema: “Los residuos en todos lados”. Y es que las actividades humanas generan residuos de manera inevitable. Pero lo que nos mueve es resaltar todo aquello que permite que ese residuo no se convierta en un problema sino dar la oportunidad de encontrar un nuevo camino dentro del ciclo de la vida. Para el caso de los residuos de comida de las casas, con mucha dificultad se ven avances en la elaboración de composta, o lombricomposta en las casas para así evitar “tirar” los residuos orgánicos a la basura, que de entrada pueden generar grandes problemas ambientales al suelo, agua y aire. ¿Crees que el uso del humus, o abonos naturales en la propia huerta como un beneficio para obtener mejores vegetales, genere una razón y motivación suficiente para que la gente enganche con el concepto de regresar a la tierra los nutrientes contenidos en la comida misma?

Ray: Desafortunadamente no soy de los que piensa que la solución a los problemas de salud, nutrición, alimentación, contaminación u obtención de mejores y más nutritivos vegetales esté en hacer lo que hacemos muchos, catalogada como agricultura orgánica, natural, regenerativa o mal llamada ecológica.  El uso de abonos naturales y obtención de mejores y más seguros vegetales no es motivo suficiente para motivar, debe de haber un motivo que es millones de veces más poderoso que ese. Ese motivo crece y se desarrolla en la parte más íntima de nuestro ser, que a mi consideración se llama “conciencia”.

La elevación de la conciencia nos lleva a hacer cosas que normalmente no hacíamos antes de elevarla un poco, los cambios surgen y comienzas a ver cosas que no veías antes o que el común de la gente no ve, eso quiere decir que no solo elevas tu conciencia para procurar a los vegetales y la tierra, sino todo lo que se encuentra alrededor de tu vida. Cuando tu conciencia comienza a abrirse es imposible pensar diferente solamente para algunos aspectos de tu vida, eso cambia toda tu vida por igual.

La agricultura orgánica pienso que no es la solución, sea como sea sigue siendo destructiva por ser agricultura. Tampoco sé cuál sí sería la solución, pero creo que esta forma de trato orgánico puede ser parte de una estrategia para ser menos destructivos en general. Siempre he pensado que lo mejor que nos puede suceder a todos los seres y la tierra en la que vivimos es que haya un equilibrio entre todas las formas de pensamiento que tenemos. Ya estamos aquí destruyendo o construyendo y siempre he creído que los extremos para bien o para mal no son buenos, el equilibrio o punto medio es un punto muy interesante que deberíamos explorar y aceptar.

 

La Actualidad Ambiental

El ambiente desde un en enfoque de residuos.

revista NEB

Los residuos en todos lados. La revista electrónica mensual gratuita.

entrelazados

Síguenos en nuestras redes sociales y comparte la actualidad ambiental